Los del túnel (2016)


Los del túnel es un drama, con tintes de comedia, español dirigido por Pepón Montero.


El tráiler engaña y no lo digo de mal, pero es que me esperaba una comedia de esas de partirme, no de las del tipo loqueseamovie, y me he encontrado con lo que puse al principio: un drama con tintes de comedia.

La película comienza con un final. Unas personas que permanecieron encerradas en un túnel han salido y las cosas empiezan a cambiar para ellos. Toni (Arturo Valls) es un viva la virgen. Julio (Raúl Cimas) es un miembro del Cuerpo Nacional de Policía que les ha guiado a la salvación. Y, la verdad, estoy vago y no voy a poner al resto del grupo.


Groso modo son una familia casi rota en la que el padre trabaja a todas horas, la madre es una borracha que le pone los cuernos. Otra familia en la que los padres son unos ancianos y la hija ha perdido al marido en el incidente. Un chaval broncas. Una pareja de homosexuales que aún no han salido del armario, Miriam (Natalia de Molina, guapísima), una chica que quiere ser escritora y Walter (Abraham Fuya), un inmigrante colombiano.

El grupo comienza a ayudarse y parece que las cosas van cambiando para todos para mejor... ¿Para todos?, no, los del grupo pasan bastante de Toni que se siente mal viendo como todos se apoyan, aunque cuando tratan de que se abra para ayudarle,  él hace como que no le pasa nada. Toni sufre un bajón y huye de su casa, tampoco es muy feliz allí, y se refugia en el hospital en el que otro de los del túnel se encuentra en coma. Todo cambiará cuando este despierte.


Es una buena película, me ha sorprendido mucho, en algún momento va lentilla, pero no aburre. Contó con un presupuesto de 2,5 millones de euros, según imdb, y ha recaudado en España alrededor del millón. Yo, como productor forzoso, no estoy nada descontento con ella y espero que recupere todo a nivel mundial.



Tiene momentos simpáticos como cuando entre todos consiguen dinero para traer a la familia de Walter, pero este acaba tan hasta los hu... de ellos que se piensa en volver a Colombia para estar tranquilo. Otro punto que me ha gustado es el de Los pecos, sí señores, señoras, señoritos y señoritas: Los pecos han vuelto... en forma de CD estropeado en el coche de los padres de Toni, a parte de dar el toque gracioso aportan una parte tristona.


Los actores están todos bien menos uno, Raúl Cimas, desde siempre pienso que sobreactúa o mal interpreta. El mejor de todos, Arturo Vals, su personaje es un calco del que interpretaba en Camera Café, si os soy sincero a Arturo no me le imagino de otra manera, pero cuando llega a la parte seria también lo hace muy bien. Hay también actores y actrices que hace mucho no salían, o yo no les he visto, en ningún lado.

De la música se encarga estupendamente bien, Carles Cases. Desgraciadamente no hay ninguna muestra para mostraros así que os dejo algo de los pecos, de verdad, quedan genial en la película.


NOTA 7,019434312 DE 10

Os la recomiendo. Quizá lo que menos me gustó fue el final, pero en parte porque me quedé con ganas de saber más.



Comentarios