Alien: Covenant


Alien: Covenant es una coproducción entre Australia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Nueva Zelanda de suspense dirigida por Ridley Scott.


Prometheus fue una precuela de la saga Alien que me pareció buena y esperaba con ganas esta continuación. Las imágenes que veía no me parecían mal, hasta que salió el avance titulado La última cena, me dio mala espina. 



Se ha rodado en 74 días y ha tenido un presupuesto cercano a los 100 millones de dólares y lleva recaudados 213 a nivel mundial. 

Antes de nada os contaré una pequeña curiosidad. Después de ver Prometheus escribí una reseña que tuvo bastantes visitas en la que ponía cómo me imaginaba esta secuela, picad aquí. No se parece en nada, pero hay algo que sale en la película y que yo pongo en mi reseña: el planeta de los creadores y realizado de otra manera, lo de David experimentando. Os parecerá una bobería, pero para mí es curioso.

Vayamos a la película.

Empieza en el pasado de la anterior. David (Michael Fassbender), el robot de la primera parte, habla con su creador en una escena en la que creo que tratan de hacernos ver que los realizadores son personas muy cultas y que han escuchado a Wagner, que conocen el David de Miguel Ángel y otras cuantas cosas más que conoce la gente culta. 



Pasamos al futuro. Walter (Fassbender), otro robot del mismo tipo que David, revisa la Covenant, que es la nave en la que viajan. En ella hay miles de colonos hibernados y miles de embriones congelados para poblar un planeta lejano. Tras sacar las velas de la nave para recargar la energía se produce un desastre. Se despierta a varios miembros de la tripulación. Entre ellos a Daniels (Katherine Waterston), a Oram (Billy Crudup), Upworth (Callie Hernández), Lope (Demián Bichir), Tennessee (Danny McBride) y Karine (Carmen Ejogo).



Mientras reparan la nave reciben una misteriosa señal. Descubren que proviene de un planeta que sería ideal para poblar y que les pilla bastante más cerca que aquel al que se dirigen y deciden ir allí, en contra de la opinión de Daniels. 

Al llegar al planeta ven que tiene muchas tormentas que dificultan la comunicación entre la nave en órbita y la gente en el planeta. Un par de personas son infectadas mediante esporas o algo así y aparece un nuevo tipo de alien, muy rápido. David les salva del ataque y les lleva a una ciudad cubierta de cadáveres. Los supervivientes pedirán ayuda a la nave... Tennessee pondrá en riesgo la misión bajando la nave al planeta. 



Mientras, David infectará a un miembro con el clásico huevo. Se cree un ser superior y quiere acabar con la raza humana. Y hasta aquí puedo leer.



Es un truñín. Han querido hacer muchas cosas y las han hecho mal. Han querido homenajear a las anteriores películas de la saga, malamente. Han querido ir de cultos haciéndonos saber no solo que han escuchado a Wagner si no que también han leído a Byron. Han querido meter cosas nuevas, como los nuevos tipos de monstruo y les ha salido una película aburrida, plana. 

Me ha parecido gracioso que el señor Scott pidiera disculpas por Prometheus cuando le da ciento ocho vueltas a esta. 

Hay cosas que me han parecido un tanto tontas, pero la que recuerdo ahora mismo es la de la piloto de la nave lanzadera que en lugar de tener unos cascos con pinganillo con los que poder hablar desde cualquier punto de la nave tenga que ir a unos que hay colgados en la puerta. Además, para mi gusto, los alien digievolucionan muy rápido.

Los efectos especiales son buenos, aunque en algunos momentos son ridículos. En la escena en la que David ve como sale el alien pequeño del capitán me vino a la cabeza La loca historia de las galaxias.

Los actores no lo hacen mal. La que menos me ha gustado es la protagonista, no da el tipo.

El doblaje es bueno. 

De la música se encarga Jed Kurzel, es buena. Homenajea a la composición de Goldsmith para la película original y la de Streintenfield para Prometheus. La canción del tráiler es una versión que la cantante Aurora hizo de un tema titulado Nature boy. 





NOTA 3,9893120 DE 10

Si os gusta la saga alien no creo que os haga mucha gracia esta porque, repito, es un truñín. Los alien salen porquito. No asusta en ningún momento. Hay cuatro momentos un poco gore, pero a pocas películas que hayas visto con sangre ni te llamarán la atención.Tienen planeada una tercera parte. Espero que se lo piensen muy mucho antes de hacerla. Ridley, tú antes molabas. 

Comentarios