En el bosque sobrevive (2014)


En el bosque sobrevive es una película canadiense de arte y ensayo escrita y dirigida por Adam MacDonald.


Estamos ante una película basada en un hecho real sucedido en Canadá en 2005 en el que el matrimonio compuesto por Jacqueline Perry y Marc Jordan murió tras ser atacado por un oso negro.

El caso es que es la película más tramposa que he visto. El tráiler es tramposo, el oso sale menos que Truman en «su película», que ya es decir. El póster es tramposo e incluso el título en español es... es... Picad aquí para saber qué es lo que pienso sobre los títulos, pero el de esta película es... tramposo.

16 días tardaron en rodarla, otras mucho mejores lo hicieron en bastante menos tiempo.

Empieza presentándonos a la pareja protagonista. Jenn (Missy Peregrym, guapisimísima) y Alex (Jeff Roop). Van de acampada al lugar en el que él lo hacía de joven, por el camino hablan y hacen el tonto.



Al llegar al parque en el que van a acampar el vigilante les dice que no vayan al sendero Píe negro porque está prohibido y les puede caer una buena multa, pero ya habréis supuesto que es ahí donde Alex quiere llevarla. Lo de los campos nacionales en Norte América debe ser algo chulo ya que parece que te dejan acampar donde quieras siempre que no lo enguarres. Se montan en una canoa y entonces ocurrió algo que me hizo pensar: «Tate». Navegan por el lago con música de película de arte y ensayo, con preciosos paisajes. No es que las películas de arte y ensayo sean todas malas, pero cuando tienen este tipo de música (no malo, aclaro) es para decir «Tate». El caso es que caminan un poco y deciden acampar. Mientras Alex va a cortar leña aparece Brad (Eric Balfour).



Es un tipo misterioso que ha pescado unos cuantos ejemplares y al que Jenn invita a cenar, para disgusto de su novio. Brad se va en medio de la noche y al día siguiente la pareja sigue caminando y hablando. Por la noche se acuestan. Se despiertan y siguen caminando y se encuentran un alce muerto y siguen caminando y se pierden. Se acuestan y cuando ya llevamos una hora de película aparece el oso y les ataca.



A la hora y tres minutos ella huye y corre. Y durante la siguiente media hora a eso se dedica, a huir de un oso que solo aparece 10 segundos rato después. En este último trozo hay mucha cámara desenfocada y fundidos en negro, como buena película de arte y ensayo que se precie. Al final la chica encuentra la canoa y consigue llegar a la zona base en la que se encuentra Brad con un grupo de turistas. 



Fundido en negro.

Es un truñín muy grande, o sea un truño. Brad es el personaje más inútil que he visto en muuuuchas películas, sin él la película hubiese durado menos y no hubiese cambiado nada la historia.

Los actores lo hacen bien. 

El doblaje es bueno. No hay ficha en la página que suelo usar.

De la música se encarga el grupo Frères Lumières y es curiosilla. 




NOTA 2,98001236 DE 10


No perdáis el tiempo viéndola. Perdedlo leyendo qué hacer si te encuentras con un oso, qué hacer si te pierdes en un bosque, qué es el sindrome Disney y unos buenos libros para leer en lugar de ver esta película o para llevar de acampada. 


Comentarios