Los odiosos ocho (2015)


Los odiosos ocho es una película estadounidense de intriga escrita y dirigida por Quentin Tarantino.


El anuncio engaña un poquitillo. Ah, una cosa a la distribuidora: es de agradecer que el título esté en español, pero en español los adjetivos van después del nombre o sustantivo, Los ocho odiosos.

Mientras robaba la película de Django a Tarantino se le ocurrió una segunda parte, quería escribirla en forma de novela y la titularía Django en el infierno blanco, pero poco le duró la idea y decidió hacer la película sin Django. Al poco de tener el guión alguien lo subió a internet y el señor Tarantino se mosqueó, lógicamente, y dijo que no rodaría la película y volvió con la idea de la novela. 



Pero Samuel L. Jackson le convenció de que tenía que hacer la película y volvió a ponerse manos a la obra. El guión era una mezcla de La cosa, Reservoir dogs y Diez negritos. Se cambiaron varias cosas, una de ellas la nacionalidad de Bob que en un principio era francés y acabó siendo mejicano. Tarantino quería hacer algo especial con esta película, y decidió rodarla en ultra Panavisión 70 un formato con el que solo se habían rodado diez películas,  la última en 1966. La productora se gastó entre 8 y 10 millones de dólares buscando y arreglando proyectores y entrenando a 200 proyeccionistas que los manejasen en los 96 cines en que se estrenaría con ese formato.



Antes de comenzar reunió al equipo para ponerles una película que quería que viesen porque era el aire que quería para esta, la película fue La cosa Kurt Russell se quedó pillado e intentó escaquearse, pero no pudo. 



Los odiosos ocho ha contado con un presupuesto cercano a los 44 millones de dólares, 5 de los cuales los puso el estado de Colorado, ha recaudado unos 117 a nivel mundial. El rodaje comenzó en diciembre de 2014, querían aprovechar que es una zona en la que nieva bastante para ciertas escenas, pero desgraciadamente para ellos hacía buen tiempo. Tarantino, Jackson y Russell realizaron en Telluride (Colorado) una ofrenda a los dioses de la nieve quemando esquíes y, curiosamente, un par de días después nevó. 



El rodaje acabó, la montaron y volvieron los problemas con el pirateo, ya que se subió a la red en muy buena calidad antes de su estreno.

La película está dividida en seis capítulos. Comienza con un carro de caballos avanzando por un paisaje nevado, preciosas escenas por cierto, les sigue una borrasca y quieren llegar cuanto antes a un refugio. Del medio de la nada aparece el Mayor Marquis Warren (Samuel L. Jackson), el carro se detiene y O.B. (James Parks), el cochero, le dice que si quiere subir tiene que hablar con el que ha pagado el viaje.



La persona que ha pagado el viaje es John Ruth (Kurt Russell) apodado «La horca». Al verse se reconocen, ambos son cazarecompensas pero algo les diferencia Warren mata a las personas que caza y John prefiere llevarles a la horca, de ahí su apodo. John además es un poco ingenuo. El mayor sube al carro y ve que la persona que lleva su compañero es una mujer llamada Daisy (Jennifer Jason Leigh), más mala que la quina. 



Siguen viaje y se detienen por algo que Daisy hace, escuchan que alguien grita. Nuevamente de la nada aparece otro hombre, Chris Mannix (Walton Goggins), les cuenta que es el futuro sheriff de Red Rock, el pueblo en el que van a colgar a Daisy. Consigue convencerles y le dejan subir, una vez dentro el futuro representante de la ley reconoce al mayor, y cuenta cosas no muy agradables sobre él.



Llegan a «La mercería de Minnie», una especie de refugio en medio de la montaña regentado por una antigua esclava bastante racista. La tormenta ha arreciado y son recibidos por Bob (Demian Bichir), un mejicano al servicio de la dueña.

Al entrar en el refugio encuentran a tres personas: Oswaldo Mobray (Tim Roth), el verdugo que debe acabar con Daisy, Joe Gage (Michael Madsen), un vaquero que vuelve a casa por Navidad, y Sandy Smithers (Bruce Dern), anciano general sudista que está por esas tierras buscando a su hijo perdido.

Poco a poco se verá que nada es lo que parece en ese refugio.

No es una mala película. Es muy larga, casi tres horas y para mi gusto le sobran escenas, como cuando se habla sobre el desaparecido hijo del general y otra se podía haber resumido un poco, la de los efectos del café... Como dice el refranero español: Lo poco agrada, lo mucho cansa.

Se notan los homenajes a La cosa: el edificio en medio de la nada nevada, el final y la vestimenta del conductor de la carroza, el sombrero es el mismo que llevaba MacReady.



Los actores están todos geniales.

La fotografía es muy buena. Repito que hay escenas con todo nevado espectaculares, aunque por lo que he leído en las proyecciones con el formato especial se ven edificios modernos.

El doblaje es muy bueno. Un pequeño falló escuché, hay dos veces que hacen mención a la marca de tabaco «tarantiniana» por excelencia, una de ellas la dice en español, «Manzana roja», y la otra en inglés, «Red apple».

De la música se encarga Ennio Morricone. Tras mucho tiempo queriendo trabajar con él al final lo consiguió. Es la primera vez que Tarantino pone música original en una película. Aunque además de eso ha empleado temas descartados de La cosa y el de Regan, empleado en Exorcista 2: El hereje. Os dejo con uno de los descartados.




NOTA 7,01961205 DE 10

No está mal, pero vuelvo a advertir que es un tanto larga y si no sois muy «tarantinianos» y esperáis ver una película típica de vaqueros a lo mejor no os gusta.

Si os gustó la película sabed que hay una serie de muñecos de los personajes.

Comentarios